Press

Prensa

Volver a

La evolución de la actividad y el consumo, según los economistas

11 Julio 2017

El nivel de ventas internas ya no empuja la economía; qué factores juegan

Un dólar más afectado por la situación local que por los eventos externos. Una recuperación sostenida pero lenta. Un consumo que no tracciona la economía tanto como en otros años. Esos fueron algunos de los diagnósticos que describieron los economistas Marina Dal Poggetto (Estudio Bein); Miguel Kiguel (Econviews); Marcos Buscaglia (Alberdi Partners) y Orlando Ferreres (Orlando J. Ferreres & Asociados), en un panel que fue moderado por José Del Rio, adscripto a la Secretaría General de Redacción de LA NACION.

"La economía hizo piso en el tercer trimestre del año pasado y arrancó en el cuarto con mucho esfuerzo, a un ritmo de un 1% trimestral", analizó Dal Poggetto, quien además afirmó que el segundo y el tercer trimestre de este año avanzarán a un ritmo un poco más acelerado que el primero.

Ferreres calculó un crecimiento interanual del PBI en abril de un 4% y predijo que julio y agosto serán mejores. "Es una economía con orientación gradual, pero que está dando resultados", opinó el economista en su intervención.

Sobre el consumo, Dal Poggetto aclaró que es "difícil" conocer si hay un repunte o no, porque "los indicadores son parciales" y porque "hay un desplazamiento hacia las góndolas del exterior", sobre todo hacia Chile y Miami.

Buscaglia añadió que no se trata del componente del producto bruto interno que activa la economía, y diferenció períodos: "En los últimos años, la recuperación se daba con un boom de consumo artificial. Este año, lo que empuja, si bien hay algo electoral con el tema de la construcción, es el crecimiento del sector agrícola", explicó.

El avance de la economía es "sostenido" pero "lento", describió por su parte Kiguel. "La buena noticia es que llega el segundo semestre: con un año de atraso, pero llega", añadió. Señaló movimientos en obra pública y en los sectores agropecuario y energético. Apuntó que los peores pronósticos son para la industria y para el consumo.

El economista también opinó que es importante "mirar que la reducción del déficit fiscal" se cumpla "para transmitir credibilidad". Por su parte, Buscaglia elogió la elección del Gobierno por el gradualismo en la transición "de un modelo de Estado sobredimensionado" porque, a su juicio, de ese modo se minimiza el costo social que podría generarse si se impusiera una salida mediante medidas de shock.

Para cerrar el panel de economistas que hubo durante el Financial Summit organizado por LA NACION, Dal Poggetto predijo que "desde acá hasta octubre, la inflación va a estar entre el 1 y el 1,5% cada mes". Agregó: "Después de las elecciones habrá que ver cómo es la agenda tarifaria y fiscal".

Finalmente y antes de los movimientos que tuvo la cotización de la divisa en los últimos días, Kiguel aseguró que la volatilidad del dólar este año dependerá menos de eventos externos y más de "lo autóctono".