Press

Prensa

Volver a

Diciembre explicaría el alza de la inflación esperada

06 Febrero 2018

Para la consultora Econviews, los cambios en las expectativas de inflación no son sólo producto del cambio de metas

Para la consultora Econviews, los cambios en las expectativas de inflación no son sólo producto del cambio de metas. Así, desde el punto de vista de la editorial del último informe de la consultora dirigida por el ex secretario de Finanzas, Miguel Kiguel, uno de los factores clave que puede explicar la modificación de las proyecciones de los analistas consultados por el BCRA fue la sorpresa inflacionaria que generó el pico en la suba de precios que se dio en diciembre de 2017, donde el IPC Nacional que publicó el Indec dio 3,1%, mientras que la esperada era de 2,1%.

El último Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM), que realiza el BCRA, ubicó en 19,4% la inflación interanual esperada para diciembre de 2018, número que hasta hace un mes estaba en 17,4% (y noviembre, para muchos el último dato comparable dada la baja cantidad de encuestados de diciembre, había dado 16,6%). Los dos hechos centrales que se produjeron y cambiaron las proyecciones fueron el relajamiento de las Metas de Inflación y la publicación de los números del IPC Nacional de diciembre (que se presentaron un punto porcentual arriba de lo esperado).

La sorpresa inflacionaria

Desde Econviews señalaron, respecto al dato de inflación de diciembre: “Fue la mayor sorpresa mensual desde que se confecciona el REM. Se ubicó en 3,1%, cuando se esperaba 2,1%. Es muy tentador atribuir esta reciente suba de dos puntos en las expectativas de inflación exclusivamente al cambio en las Metas de Inflación. No obstante, nos parece exagerado. Las expectativas también reaccionan a las sorpresas inflacionarias. La de diciembre fue grande”.

Cuando la inflación mensual es mayor a la esperada, las expectativas suelen corregirse al alza, sostuvo la consultora. Los agentes incorporan nueva información que hasta entonces evidentemente no estaba prevista. “Las expectativas se ajustaban al alza al compás de las sorpresas inflacionarias, y en una magnitud muy similar (casi de uno a uno). Cuando no hubo sorpresas (como sucedió entre mayo y agosto del año pasado), las expectativas se mantuvieron prácticamente sin cambios”, aclaró Econviews.

Cambios en la base monetaria

Además, en el primer mes del año, la base monetaria aumentó su variación interanual desde 24,3% hasta 25,7%, según señaló Econviews. “En el mes, el factor más contractivo fueron las Lebac por un total de $ 96.300 millones. En su debut, las Leliq le ganaron terreno a los pases pasivos y su stock en enero finalizó en casi $ 70.000 millones”, señalaron desde la consultora.

Econviews señaló que además se transfirieron $ 23.300 millones en concepto de adelantos transitorios, restando girar aún $ 117.000 millones de los $ 140.000 millones estipulados en el Programa Monetario 2018. Sin embargo, el crecimiento de la base monetaria y el circulante en términos reales interanuales tiene su contraparte en el M2 privado, que mostró una desaceleración.