De carne somos

Informes Semanales

 

Volver a

Volver a : 

De carne somos

Tercera semana
Mayo 2021

La Argentina sigue tropezando con la misma piedra. A menudo se dice que no se puede usar un sólo instrumento para resolver muchos problemas. Pero a veces tan sólo un error de política crea muchos problemas. El anuncio de prohibición de exportación de carne por 30 días parece ir en esa dirección. Si lo que se intenta es bajar la inflación, es muy difícil que lo logre y si lo hace será exclusivamente en el corto plazo. Es cierto que la carne subió de precio bastante más que la inflación. El precio del novillo en Liniers creció 101% en el último año. La carne picada en el Gran Buenos Aires subió 63.85%, 17 puntos más que la inflación minorista. Pero este tipo de medidas lo que hacen es reducir la oferta en el mediano plazo y por ende subir los precios, con el efecto secundario de reducir la oferta exportable también. La última vez que se implementó algo similar, la Argentina perdió 10 millones de cabezas, pasó de 57 a 47 millones de bovinos. Incluso una suba moderada de las retenciones hubiera sido mejor que prohibir.